FOTÓGRAFOS GASTRONÓMICOS: VANESSA K. REES

LOS MEJORES FOTÓGRAFOS GASTRONÓMICOS A TU ALCANCE

En la misma línea fotográfica que Katie Quinn Davies, a quien dediqué mi primer post, está otra de mis fotógrafas gastronómicas favoritas: Vanesa K. Rees. Esta fotógrafa y bloguera afincada en Nueva York ha sido la ganadora este año del prestigioso premio que otorga la revista SAVEUR en la categoría de mejor fotografía de blog gastronómico, un premio, desde mi punto vista, merecidísimo.

418763_475664449111359_1612207430_n

Soy fan absoluta de su blog y la sigo de forma enfermiza por todas las redes sociales, pues al igual que Quinn Davies, Rees tiene ese mismo estilo natural e informal, mi favorito, en el que los ingredientes aparecen desordenados y esparcidos por la mesa como si de nuestra propia cocina se tratase. Un desorden natural que se aleja del orden equilibrado de otro tipo de fotografía gastronómica que me agrada menos.

574534_610733785604424_1227103770_n

Lo que más me cautiva de Rees es cómo a través de sus fotos cuenta toda una historia. La comida forma parte de un entorno y un momento determinados. Los platos ya no aparecen aislados como protagonistas únicos de la imagen, sino que forman parte de un contexto.

MofuSnack18804

Para ello, utiliza encuadres muy amplios en los que incluye ventanas, mesas, sillas e incluso elementos como las manos de los comensales, creando imágenes muy dinámicas en la que la comida es un componente más de la historia que nos cuenta, de un contexto. Sus fotos no se limitan a presentarnos un plato (the hero) sobre un fondo desenfocado. Los elementos enfocados son numerosos: servilletas, vasos, cubiertos…

999544_616502571694212_106478783_n

Es precisamente por esta característica de su estilo, por la que considero a Vanessa una auténtica experta en el uso, disposición, selección y combinación de props (o atrezzo). Los props que aparecen en sus fotos suelen ser numerosos y los utiliza para situarnos en un entorno determinado: cena en casa de unos amigos, comida rápida en la oficina, etc.

539373_507046189306518_227571582_n

Me gusta mucho el original encuadre de los elementos que utiliza en determinadas fotografías donde los ingredientes se sitúan en el borde de la imagen, dejando un gran espacio vacío central. Supongo que el objetivo es añadir posteriormente tipografías a la foto para incluirla en alguna publicación, pero ella presenta sus fotos así, con ese vacío que , personalmente, me encanta.

La luz natural no es la predominante en su fotografía ya que Rees es toda una maestra con el manejo de la luz artificial y la utiliza de manera magistral para recerear una iluminación natural, suave y agradable con la excepción de algunos trabajos editoriales y de fotografía de producto en los que la luz es más dura y directa.

MiOWaterForBlog2

Y por último quiero destacar que V.K. Rees es una de esas fotógrafas generosas que no tienen problemas a la hora de compartir sus técnicas y secretos de trabajo con los que estamos aprendiendo. No hace mucho, nos obsequió a todos los seguidores de su blog y aficionados a la fotografía gastronómica con una serie de posts que son más didácticos y constructivos que muchos manuales de fotografía gastronómica que he leído. Os dejo aquí los enlaces y os recomiendo no dejar de leer ni uno de ellos (en inglés):

También os dejo aquí algunas fotos del “como se hizo” que suele compartir en su facebook y que además de ser muy instructivas, nos sirven de consuelo de por qué nuestras fotos no son tan buenas como las suyas: falta de equipo ¿quizás?. Y que decir de ese pedazo de trípode que me dejó patidifusa.

376796_487701001241037_472073353_nequipoequipo2equipo3equipo5equipo4

A continuación os dejo todos los enlaces a sus webs y redes sociales, además de una interesante entrevista en la revista Saveur (en inglés). Y si queréis pasar un buen rato disfrutando con sus maravillosas imágenes, os recomiendo perderos por su portafolio. Un auténtico placer con inspiración asegurada.482623_566745613336575_59210406_n

Textos: Verparacomer 2013. © Todos los derechos reservados.

Fotos: © http://vanessarees.com/ © https://www.facebook.com/vkreesphotography?ref=hl © http://vkreesphotography.com/

FOTÓGRAFOS GASTRONÓMICOS: KATIE QUINN DAVIES

LOS MEJORES FOTÓGRAFOS GASTRONÓMICOS A TU ALCANCE

Con este primer post comienzo una serie que dedicaré a los fotógrafos gastronómicos que más admiro. Es una selección personal que no pretende ser ni exhaustiva ni completa, sino más bien una fuente para inspirarme e intentar aprender algo.

WKA_BLOG_EASTER-2013-7-of-8

OBJETIVO

No os voy a dar la matraca con la trayectoria y el currículo de cada fotógrafo, porque para eso ya está Google y los enlaces a páginas web y redes sociales de cada fotógrafo que os indicaré al final de cada post.

Tampoco soy yo nadie para analizar o hacer una crítica de la obra de ningún fotógrafo (¡sólo faltaría!), así que me limitaré a lo que de verdad me importa: observar lo que (para mí) son buenas fotos de gastronomía, destacar lo que me gusta de una foto o de un fotógrafo en concreto y, al final, disponer en único espacio de una buena selección de fotógrafos gastronómicos.

BLGNOV29PRAWN3-640x879

APRENDIENDO DE LOS-QUE-DE-VERDAD-SABEN

Soy de las que cree que estudiar el trabajo de los buenos profesionales es la mejor manera de aprender lo que sea. Observar y estudiar el trabajo de los-que-de-verdad-saben me hace ser consciente de que no tengo ni pajolera idea y, ante tanta fotaza, me entra un complejo de inferioridad de lo más desagradable. Pero aprender no es gratis, así que creo que esa bofetada de humildad es, además de muy necesaria, un buen comienzo.

Pero no todo es sufrimiento. Contemplar esas mega-fotos es también un placer adictivo. Yo me paso horas interminables flipando con tanto fotógrafo bueno. Al principio me limitaba a recrear la vista y salivar con esa comida tan apetecible, pero ahora intento fijarme en los aspectos más fotográficos a ver si así aprendo algo. Y sí, se aprende, pero no es fácil.

WKA-MEAT-FREE-1-of-101

¿CÓMO LO HAGO?

Que quede clarito y cristalino que yo no soy ninguna experta, así que aquí simplemente os voy a contar lo que a mí, con mi corta experiencia, me funciona, pero que por supuesto no tiene por que ser ni la única ni la mejor manera.

Aprende a mirar fotográficamente

Limitarte a ver en una foto la pintorra que tiene el plato o lo “bonita” que es, no te servirá de mucho. Educa tu mirada para que sea fotográfica: acostúmbrate a analizar las fotos en profundidad: luz, encuadre, composición, contexto, atrezzo (props), etc.

Crea tu propia fototeca y mantente al día

Crea una carpeta en tu ordenador y mete en ella fotos, webs de fotógrafos, blogs y toda la información que llame tu atención y te pueda ayudar a mejorar. Pinterest también es una buena opción. Usar un reader (RSS feed) te ayudará a estar al día de todo lo que se cuece en la blogosfera foto-gastronómica. Personalmente he sido fan total de Google Reader hasta que han decidido darle boleto, así que me he pasado a Feedly y me gusta casi más.

Busca tu propio estilo

El objetivo es buscar tu propio estilo, lo cual me parece una de las cosas más difíciles que hay en fotografía, así que limitar tu campo de trabajo a los estilos que más te gustan será un buen inicio. Piensa por qué un fotógrafo te gusta más que otro. Porqué esa foto ha retenido tu atención más que el resto. Qué estilo es el que más te motiva. Qué te transmite y cómo lo hace.

Practica sin parar

Practica, practica y vuelve a practicar. A no ser que seas un experto, intentar emular alguna de tus fotos favoritas suele dar resultados muy frustrantes, pero es una buena manera de saber qué estamos haciendo mal. Hay que ser constante. No vale con sacar la cámara sólo para la cena de navidad.

No seas impaciente

No seas agonía. Todo poc a poc. Aquí nadie ha nacido sabiendo ni teniendo la mega cámara de turno y un estudio de primera. Desde mi punto de vista, empezar con lo básico y desde abajo es la mejor manera de aprender.

ggcheese4

KATIE QUINN DAVIES

Esta fotógrafa y bloguera australiana es de mis favoritas. Tanto es así que me estoy planteando comprar su libro sólo para poder disfrutar de sus magníficas fotografías impresas en papel (nada que ver con verlas en mi cutre-pantalla, eso seguro). Su blog What Katie Ate me tiene enganchada desde hace mucho tiempo y es un verdadero placer visual. No en vano, el periódico británico The Times lo define como su blog gastronómico favorito, y este año le han otorgado el premio James Beard Awards en la categoría de fotografía gastronómica, además de otro montón de premios y reconocimientos.

Hoy en día Katie ya es una fotógrafa profesinal y cuenta con la ayuda de estilistas, cocineros, etc., para sus trabajos profesionales. Pero como explica en esta entrevista, tanto en sus inicios como en todos los posts de su blog, ella solita hace de cocinera, estilista y fotógrafa, todo a la vez, y puedo dar fe de que eso es trabajo a cascoporro.

Studio-Session-434

Lo que más me gusta de su estilo es la naturalidad: los platos están a medio comer, hay migas de pan esparcidos por la mesa, algunos ingredientes se han caído del plato, los cubiertos están sin colocar… Sus fotos están llenas de vida. Es como si el comensal aún estuviera en la mesa, casi como si tú mismo estuvieras sentado en esa mesa. Y eso me encanta. Es todo lo contrario a un anuncio de McDonald’s donde todo parece perfectamente artifical y falso.

KQD_FOOD-5-of-96

Sus fotos me transmiten una atmósfera informal y hogareña y para ello utiliza props como telas arrugadas y descosidas, fondos de madera o metal viejo, cubiertos y vajillas de estilo vintage (es decir: del año catapún), pero todo sin abusar, en su justa medida.

WKA_BLOG_EASTER-2013-6-of-8

La luz es natural y suave y me recuerda a un día nublado. Aunque encontramos muchos ejemplos de fotos luminosas con predominio de tonos claros, a mí me flipan sus fotos en clave baja de tonos fríos y oscuros que casi parecen cuadros. Este estilo oscuro y elegante conocido como claro-oscuro o dark photography está cada día más presente en la fotografía gastronómica y es de mis favoritos.

KQD_FOOD_LIGHT-10-of-109

En cuanto al encuadre, Katie no se corta al usar el plano picado que, aunque quizás no sea el más efefctivo a la hora de describir el volúmen y la textura de un plato, visualmente es mi favorito absoluto.

WKA_EGGPLANTCHUTNEY1

Si quieres saber más sobre Katie y su fotografía:

Textos: Verparacomer 2013. © Todos los derechos reservados.

fotos: © http://www.katiequinndavies.com.au – © http://www.whatkatieate.com

Guía de estilos de fotografía gastronómica. EL RANCIO STYLE

¿Buscas un estilo fotográfico para tus recetas? Aquí tienes la guía que te ayudará a encontrarlo.

Hace tiempo que tengo en mente escribir sobre los estilos fotográficos más habituales en gastronomía, y como últimamente no tengo tiempo ni de cocinar, ni de hacer fotos de mis recetas para el blog, he decidido cambiar los fogones por el teclado de vez en cuando.

Mi idea no es poner aquí una relación exhaustiva y completísima, sino más bien una guía personal y básica de los diferentes estilos que descubro en los cientos de blogs, libros y revistas de cocina y comida que sigo de manera obsesivamente enfermiza.

Hoy os traigo la primera entrega, pero para ir abriendo boca, os dejo una relación de algunas de las estilosas entregas que tengo previstas:

  • El rancio-style: Más es más.
  • El mini-mool style: Menos es menos.
  • El super-perfect style: La comida perfectamente artificial.
  • El style experimental: Lo que importa es lo que ves, no lo que comes.
  • El cuki-happy-cupcake style: La vida es de color de rosa.
  • El hip-pijo style: El hippy-chic también se come.
  • El new-wave-barroco: Un Caravaggio renovado.

 

PRIMERA ENTREGA: EL RANCIO STYLE

Rancio Style

Aunque este estilo está de capa caída, no pierdo la esperanza de que algún día reaparezca con aire renovado de la mano de algún blog ultra fashion y el rancio style pase a ser una nueva tendencia cool y retro. Un remake moderno y kitsch del rancio-style no me parece una idea tan descabellada, y desde aquí animo a que algún valiente lo intente (si es que no se ha intentado ya). Si te animas, aquí van algunas líneas de trabajo.

Buscando la inspiración

Aunque existen algunos blogs que lo practican, suele ser más por falta de cultura visual o dejadez estética que por gusto por lo rancio, así que te resultará más fácil inspirarte en libros de recetas de los 70s-80s o en ediciones recientes de libros que se reeditan sin tener en cuenta que la estética visual en gastronomía ha evolucionado y que ya no mola rodearlo todo de lechuga en juliana.

Buffet

Como en un banquete-buffet de los 70s

El tipo de receta elegido te ayudará mucho. Recetas como el coctel de gambas, los canapés de ensaladilla rusa, los huevos y aguacates rellenos, las tartas de piña y merengue, todo tipo de coronas, etc., pueden ser auténticas musas para los que practican el rancio-style.

HUEVOS RELLENOS2Piña_merengue2

Buffet2fruta

En las fotografías rancio-style, la luz debe ser cutre: artificial, dura y con fuertes sombras. El flash incorporado en tu cámara es una excelente opción, aunque tampoco descartaría los fluorescentes de la cocina. Por norma general, huye de la luz natural.

Los colores tienen que ser de poca calidad y baja definición. O bien planos o extremadamente saturados; y hay que amontonarlos a mogollón, sin ton ni son. El ángulo de toma omnipresente es el de la altura del comensal, aunque si eres atrevido, tuerce el plano al más puro estilo de menú de coctelería setentera. En cuanto al foco, procura que todo aparezca bien enfocado y utiliza planos abiertos que incluyan todos los elementos posibles, nada de primeros planos con bokeh.

CanapesCanapes2

En el rancio-style: Más es más.

En cuanto al estilismo de props (accesorios o atrezzo) hay una máxima: recargar. Cuántas más cosas, mejor. Servilletas estampadísimas, obleas de papel tipo croché, frutas tropicales, flores de papel o plástico, fuentes rococó, cubertería ornamentada y todo lo que quepa en el encuadre, pa dentro. Las perolas de barro, los manteles a cuadros, las cucharas de palo, las espigas de trigo y las mazorcas de maíz se reservan para un rancio-style con un aire más agro-casero, rollo restaurante italiano de Torremolinos.

Dulkcesome-buffet-foodsome-buffet-food2

Para el estilismo de la comida, la misma máxima: recargar hasta el mareo. Hay que esconderlo todo bajo un batiburrillo de texturas y colores. Una lubina al horno la cubriremos con filigranas de puré de patata hasta tal punto que no se sepa si es pescado, carne, o una catedral gótica en versión comestible. La ensaladilla rusa habrá que camuflarla bajo un tapiz de huevo duro, pimiento morrón, aceitunas, lechuga, anchoas y todo lo que haya en la nevera.

ensaladillaensaladilla2

Para dar un toque de distinción a cualquier de nuestro platos rancio-style la estrella es la escultura vegetal-frutal: un tomate en forma de orquídea salvaje o un melón con forma de cisne otorgan mucha clase al estilo rancio. Para dar más toques de color, todo tipo de crema de colores chillones (fuxias, morados o amarillos) pasados por la manga pastelera serán una excelente opción.

Flor_comida2Flor_comida3Flor_comidaFlor_comida5

Tus aliados

  • Textiles de mesa estampados o brillantes
  • Obleas de papel tipo crochet
  • Fuentes y cuberterías rococó
  • Flores de plástico
  • Frutas exóticas
  • Esculturas frutales
  • Luz cutre

Tus enemigos

  • Props de colores neutros
  • Vajilla minimalista
  • Textiles lisos
  • Espacios vacíos en el encuadre
  • Luz natural

HUEVOS RELLENOS

Si ya tienes claro qué es el rancio-style lo que toca ahora es practicarlo y, una vez dominado, el reto es renovarlo e implantar el new-rancio-style como nueva tendencia en la fotografía culinaria. ¿Alguien se anima?. Si lo haces, no dejes de enviarnos tus fotos.

El ingrediente audiovisual

Nada como esta canción de Baccara para ambientar tu sesión fotográfica de rancio-style, por que “yes sir, I can boogie”.

Textos: María martel para Verparacomer 2013. © Todos los derechos reservados.      Imágenes: Contacta con nosotros para referenciar las fotos de este post.