Curry de pollo simple

Ese bote de curry que tienes en la despensa hay que gastarlo, y para ello este blog está lleno de ideas sencillas en las que el curry es protagonista. Hoy te traigo una versión simple y deliciosa para hacer un curry de pollo en un momento.

curry_pollo_02

Ingredientes

  • Medio pollo cortado en trozos y sin piel (o dos pechugas)
  • 1 cebolla grande picada
  • 3 dientes de ajo picados
  • 200g. de judías verdes en trozos
  • 3 cucharitas de curry en polvo
  • 2 chiles frescos en láminas (quitar semillas)
  • 2 cucharaditas de especias garam masala
  • 600ml. de caldo de pollo

curry_pollo_03

Elaboración

Frotar el pollo con 2 de las cucharaditas de curry en polvo. Envolver en papel film y dejar macerar en al nevera un par de horas (mejor si está toda la noche).

En una sartén sofreír el pollo a fuego medio hasta dorarlo. Apartar.

En la misma sartén, añadir un poco más de aceite y hacer un sofrito con el ajo, las cebollas y los chiles. Cuando esté dorado, incorporar las judías verdes. Dar un par de vueltas y añadir el pollo, la otra cucharadita de curry y el garam masala. Mezclar bien durante un par de minutos. Añadir el caldo y tapar. Cuando comience a hervir, bajar el fuego y cocer unos 20-30mins. o hasta que las judías estén tiernas.

Servir acompañado de arroz blanco.

curry_pollo_05

Notas y variaciones

  • Puedes sustituir las judías verdes por dados de patata o de berenjena.
  • Para cortar los chiles frescos utiliza unas tijeras y sumerge las láminas de chile en un cuenco con agua, de esta manera la mayoría de las semillas se quedearán en el fondo.
  • El chile fresco se puede sustituir por cayena en polvo. La cantidad la puedes variar según tu valentía personal con el picante.
  • Esta receta también vale para pescado, sustituye el caldo de pollo por caldo de pescado.

curry_pollo_04

El ingrediente audiovisual

Música para cocinar con estos calores y no morir en el intento.

 

Pollo indio tikka masala

Ya se que me estoy poniendo pesadita con las recetas indias, pero es que estoy fascinada con este tipo de cocina.

A los que les asuste este tipo de recetas por que piensen que son complicadas, que dejen de hacerlo, que prueben a cocinar cosas diferentes porque las recetas que subo son sencillas y porque cuando tu cocina huela a tierra lejanas, ya no podrás parar.

Tikka_Masala_2

Ingredientes

  • 4 pechugas de pollo sin piel y en dados medianos
  • 1 cebolla grande picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 3 cms. de jengibre pelado y picado
  • 200g. de tomate natural en conserva
  • 2 cucharadas de yogur natural
  • 150ml. de caldo de pollo (o agua)
  • Medio limón exprimido
  • 3 cucharadas de aceite o ghee
  • 4 cucharitas de especias de tandoori masala
  • 1 rama de canela
  • 8 semillas de cardamomo (dar unos golpes en el mortero para que se abran un poco)
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • 1 cucharadita de semillas de cilantro en polvo
  • Media cucharadita de cúrcuma en polvo
  • Media cucharadita de cayena en polvo
  • 1,5 cucharaditas de especias garam masala

Tikka_Masala_4

Elaboración

Mezclar el tandoori masala con el yogur y poner a macerar el pollo en esta mezcla en un recipiente no metálico en la nevera por un mínimo de dos horas (se puede dejar toda la noche). Mover de vez en cuando.

Calentar el aceite. Cuando esté muy caliente, añadir la canela, el cardamomo y la cebolla. Sofreír 5 mins. Añadir jengibre, ajo, comino, cilantro, cúrcuma y cayena. Sofreír 1 min.

Añadir el pollo con la salsa de marinado y sofreír 3-4 mins. Incorporar el tomate, el caldo, las especias de garam masala, el zumo de limón y un pellizco de sal. Cocinar unos 15 mins. a fuego medio. Servir con arroz basmati o pan naan.

Tikka_Masala_1

Notas

Sube la cantidad de cayena si lo quieres más picante.

Sustituye el pollo por pescado. Cucece menos tiempo.

Si no tienes jengibre fresco, sustituye por una cucharita de jengibre en polvo.

Tikka_Masala_3

El ingrediente audiovisual

Ya vale de música hindú. Con esta música también te entrarán ganas de bailar y cocinarás lo que sea. Piensa, piensa, pero cocina sin miedo.

 

 

Pata de pavo horneada lentamente

Pata_Pavo_4

Tengo la gran suerte de tener acceso a una granja y una huerta familiar. Eso implica comer comida de la buena, de esa que ya no se ve, casi a  diario: huevos de gallina y de pato, carne de pavo y pato, todo el embutido y carne de la matanza anual además de todo el repertorio de la huerta y de algunos árboles frutales. Un verdadero lujazo que una ex-urbanitas y foodie como yo valora y aprecia muchísimo.

Hace tiempo me tocó una pataza de pavo de campo, de esas que no verías en el Mercadona ni de lejos. La piel es tan basta que serviría para hacer zapatos, el tamaño de la pata en sí es descomunal y el color de la carne es oscura, la propia de una animal no alimentado con piensos industriales guarrindongos.

La carne es mucho más dura que la de los animales de granja industrial, así que decidí adaptar una receta de pata de cordero, de esas de asado interminable, para que mi pata de pavo quedase bien tierna y jugosa. Y acerté.

El truco de esta receta es el tiempo de asado: cerca de cuatro horas a baja temperatura. Si usas pavo de campo (y no de granja), es obligatorio este tiempo e incluso más, pues la carne es mucho más dura que la de granja. Pero si usas pavo o pollo de granja ,con la mitad del tiempo será suficiente. Esta receta te vale para pavo, pollo o cordero.

Ingredientes

1 pata de pavo campero
3 zanahorias en dados
2 hojas de laurel
1 cebolla grande picada
1 vaso de caldo de carne o verduras (o agua)

Pata_Pavo_2

la foto 2

Para macerar

Medio vaso de vino blanco
2 hojas de laurel
Un ramillete de tomillo
Una rama de romero
Granos de pimienta negra y clavo
Aceite y sal

Elaboración

La noche anterior ponemos a macerar la pata en la nevera con el vino, el romero, el tomillo, el laurel, un poco de aceite, sal, la pimienta en grano y el clavo. A lo largo de la maceración le daremos varias vueltas para que absorba bien todos los sabores.

Pre-calentar el horno a 200º. Poner la pata con los jugos de la maceración en una bandeja de horno. Asar durante 15 minutos a 200º. Pasado este tiempo, bajar la temperatura a 80º y asar entre 3 y 3,5 horas, regando de vez en cuando con el jugo del asado. Cuando falte una hora, añadimos la verdura y dejamos hasta que esté doradita y jugosa. Remover de vez en cuando.

A lo largo de la cocción le daremos la vuelta a la pata un par de veces para que quede bien asada por ambos lados.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Notas y variaciones

  • El tiempo de cocción dependerá del tipo de carne. Si el pavo/pollo es de granja industrial, el tiempo se reducirá a la mitad. Si usamos cordero, mantenemos los tiempos de la receta con carne de campo.
  • Yo hice unos cortes transversales a la pata en crudo antes de macerarla para que se impregnen bien los sabores.
  • Añade más caldo o agua si fuese necesario.
  • Puedes añadir más verduras: pimientos, berenjenas, calabacín, etc.

El ingrediente audiovisual

Y a pesar de lo a gustito que vivo en mi casita en la montaña, siempre, siempre, siempre tengo MONAZO de viajar, y miestras llega el momento: viaje mental. Aquí os dejo este precioso vídeo rodado por unos afortunados que se han pasado 14 meses viajando por 12 países distintos. Qué envidia.

 

 

 

Kare ayam (Curry javanés)

Durante unos años estuve trabajando en Bali (Indonesia). Allí empezó mi amor absoluto por Asia y su comida y esta fue una de las primera recetas asiáticas que cociné en mi vida. Cada vez que me entra la nostalgia balinesa, que suele ser bastante a menudo,  me marco un viaje gustativo. El olor a hoja de lima, lemon grass y cúrcuma me transporta directamente allí y mil recuerdos maravillosos vuelven con cada bocado.

Espero poder volver algún día, mientras tanto, cocinaré mi curry javanés y tendré un poco de Bali en mi cocina.

Pollo_javanés_1

Ingredientes

  • 4 muslos de pollo (o cualquier otra parte del pollo que nos guste)
  • 1 lata de leche de coco
  • 1 zanahoria pelada en daditos o rodajitas finas
  • un puñado de judías verdes en trocitos de unos 3-4 cms.
  • 3 dientes de ajo picados
  • 1 cebolla picada
  • 1 patata pelada en daditos
  • 4 cms. de jenjibre rallado
  • 4 cms. de cúrcuma rallada
  • 8 hojas de lima kaffir
  • 4 tallos de hierba limón (lemon grass)
  • 6 nueces de macademia machacadas en el mortero
  • 2 chiles frescos laminados (cortar con unas tijeras)
  • Medio litro de caldo de pollo

Elaboración

Hacer un sofrito con los ajos, la cebolla, el jenjibre, la cúrcuma, las nueces de macademia y los chiles. Cuando la cebolla esté blandita, añadir el pollo y tener unos 5 mnutos por cada lado para sellar la carne. Cubrir con el caldo y cocer a fuego medio unos 10 minutos. Salpimentar.

Incorporar las hojas de lima, la hierba limón y las verduras.  Añadir más caldo o agua si fuera necesario. Cocer a fuego medio hasta que el pollo y las verduras estén hechos (unos 20-25 minutos). Añadimos la leche de coco y subimos el fuego hasta que rompa a hervir, entoces bajamos a fuego medio y reducimos unos 10 minutos más. Rectificamos de sal.

Acompañar con arroz hervido.

Pollo_javanés_2

Notas y variaciones

Si no tienes jenjibre ni cúrmuma frescos, los puedes sustituir por la versión en polvo.

El chile fresco se puede sustituir por cayena seca. La cantidad la puedes variar según tu valentía personal con el picante.

Si no tienes hierba limón, añade una cucharita de ralladura de limón, no será lo mismo, pero bueno, hace el apaño.

La hoja de lima kaffir es fundamental para el aroma y sabor de esta receta, pero si no la encuentras (no es fácil) añade un poco de ralladura de piel de lima.

Esta receta también vale para pescado.

El ingrediente audiovisual

Trabajar en el paraíso fue de las mejores experiencias de mi vida.

Manitas de cerdo para inexpertos

Manitas_1

Un nuevo reto. Me encanta cocinar por primera vez cosas que me chiflan de toda la vida. No había comprado manitas de cerdo en mi vida, y me quedé de piedra cuando mi amiga Juli, la carnicera, me dijo se quiera manos o pies. ¿También hay pies?¿Y porqué las llaman manitas y pies y no patas o patitas?. Ni pajolera idea.

Este es de esos platos que crees que sólo una madre de familia numerosa con 30 años de experiencia en la cocina es capaz de hacer. Nada más lejos de la realidad. Un mentecato que no ha pasado del sandwich en sandwichera sería capaz de bordarlo. Así que adelante y a fardar de cocinero experimentado.

Manitas_4

Ingredientes

  • 3 manitas de cerdo cortadas por la mitad y con 3 cortes cada mitad
  • 1 cebolla grande picada
  • 1 pimiento rojo picado
  • 3 dientes de ajo picados
  • 3 zanahorias en cuadraditos
  • 2 hojas de laurel
  • Pimienta en grano
  • 2 guindillas
  • Chorizo a taquitos
  • Jamón a taquitos
  • Pimentón
  • Vino fino

Elaboración

Cocer manitas en olla express con una hoja de laurel, pellizco de sal y pimienta en grano. Cubrir con agua y cocer 30 minutos cuando empiece a pitar.

Hacer sofritos con ajo, cebolla, pimiento rojo, zanahoria y hoja de laurel. Cuando dorado añadir pimentón y guindillas. Un par de vueltas y chorreón de vino fino. Evaporar alcohol. Incorporar jamón y chorizo. Freír hasta que el jamón pierda el color crudo. Incorporar manitas y cubrir con el caldo colado de la cocción. Cocer a fuego medio-bajo hasta que las manitas estén tiernas y ya no estén tiesas, unos 20-30 minutos. Añadir caldo si lo necesita.

Manitas_2

Notas y variaciones

Las manitas mejor comerlas con tus propias manitas. El tema tenedor y cuchillo está muy bien para la foto, pero este plato es para pringarse las manos y hacer de las tuyas unas auténticas manos de cerdo. No es un plato para servir el primer día que conoces a tus suegros.

Muchísimo mejor dejar este guiso de un día para otro. Resiste la tentación, déjalo durmiendo en la nevera y flipa al día siguiente tres veces más.

Si no quieres perder algún dedo, mejor que las manitas te las de cortadas el carnicero.

Lo picante me mola, así que le puse chorizo picante y pimentón mezcla de picante y dulce. También dos guindillas. Pero si el picante te da yuyu, puedes cambiar el chorizo y el pimentón por no picantes y eliminar la guindilla, pero sería una pena.

Hay gente que sustituye el vino fino por vino tinto. Yo soy de Jerez, y hasta ahí puedo leer.

Esta receta también te vale para hacer rabo de cerdo, callos, oreja, y cualquier otra parte dura del cerdo. También para carnes duras que necesiten mucha cocción como las carnes de caza.

Manitas_3

El ingredeinte audiovisual

Hoy os dejo el vídeo promocional de uno de los muchos libros de fotografía gastronómica que tengo.