Bizcocho para los que nunca han hecho uno

Si nunca, jamás en tu vida has hecho un bizcocho, esta es tu receta. Es una receta tan fácil que no te podrás creer el resultado: un bizcocho que parece hecho por el dueño de una pastelería centenaria, pero que en realidad ha sido hecho por un novato sin pajolera idea de pastelería. Como en casi todas mis recetas pasteleras, yo también me estrené con esta y me quedé flipando con lo simple que es. Todo un éxito en la primera intentona.

003_2

Ingredientes

1 yogur natural

3 huevos

1 medida del vaso de yogur de aceite de oliva

2 medidas del vaso de yogur de azúcar

3 medidas del vaso de yogur de harina

1 sobre de levadura en polvo

010

Elaboración

Mezclar harina y levadura en un cuenco. Aparte mezclaremos, por este orden: yogur, huevos, aceite y azúcar en un bol grande. Remover bien con cada nuevo ingrediente. Puedes usar unas varillas, una espátula de goma o una batidora potente (la masa se vuelve bastante espesa y puede que la batidora no de para tanto. Trabajar tus biceps es más sano, y si se te quema la batidora, más barato) . Añadir la harina y volver a mezclar con ganas hasta que todos los ingredientes estén bien combinados.

Poner un trozo de papel vegetal apto para cocinar en un molde rectángular de unos15x30cm., más o menos, y después untarlo con mantequilla. Verter la mezcla del bol en el molde. Precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo y sin ventilador. Meter el molde y hornear entre 35 y 40 minutos. Dejar enfriar antes de zampar.

064_2

Notas y variaciones

Si eres super-novato como yo te recomiendo que en vez de la mezcla de harina y levadura uses una harina que ya venden preparada para hacer bizcochos (ya lleva incorporada la cantidad exacta de levadura y así no te equivocas). No te asustes, no tendrás que ir a ningún sitio especializado a por el invento por que lo venden en el mercadona.

El yogur puede ser natural o de algún otro sabor que te motive. Yo utilicé yogur de limón.

Puedes añadir en tu mezcla la ralladura de un limón, naranja o lima; unas lágrimas de chocolate o chocolate en trocitos; frutas escarchada o deshidratada; frutos secos, etc.

Para colocar el papel de cocina en el molde, lo mejor es cortarlo a la medida del largo del molde. Como la papiroflexia no es lo mío, las paredes pequeñas del molde las dejo sin papel y las unto sólo con la mantquilla (así evitas que haya un montón de pliegues de papel). En cuanto al ancho, es mejor que dejes el papel de una medida mas alta que los bordes del molde, así cuando esté hecho, sólo tendrás que tirar de los lados del papel y el bizcocho saldrá a la primera, y entero.

Como cada horno lleva su rollo, lo mejor para saber si tu bizcocho está listo es el viejo truco del cuchillo: clavar un cuchillo en el bizcocho y si sale completamente limpio, está listo, pero si sale con restos de mezcla, hay que honearlo más tiempo.

La masa debe llegar hasta la mitad del molde por que en el horno sube bastante y si el molde es demasiado pequeño, tu bizcocho parecerá un Everest chamuscado.

067

El ingrediente audiovisual

A no ser que seas un zampabollos sin remedio, lo suyo es que compartas tu bizcocho. Compartir la comida, y más si la ha hecho uno mismo y está rica, es una cosa que da muy buen rollo y es que, aunque viendo como está el mundo no lo parezca, es algo que traemos de serie en nuestra propia naturaleza. Y como prueba, este video:

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s