Chili con carne sin ingredientes extraños

Probablemente el dueño de un tex-mex tejano tendrá otra receta muy diferente a esta y Pancho Villa saltaría de su tumba rabioso ante la falta de rigor gastronómico, pero a mí me da igual, lo bueno de esta receta es que está buenísima y la puedes hacer sin tener que viajar a Tejas o Méjico a por ingredientes locales. No hay nada raro que te de pereza. Ya no hay excusa.

Soy una forofa absoluta de la comida mejicana, incluso de sus sucedáneos fast-food, lo reconozco, pero hasta hace poco no me he lanzado a cocinar mejicano por mí misma. Y como siempre, ha sido un acierto. Este chili con carne está de vicio y es tan fácil de cocinar que mi casa huele a cantina mariachi cada dos por tres. La receta original la saqué del blog De la vista al paladar que está atiborrado de buenas recetas, aunque yo la he variado un poco.

006

Ingredientes (para seis)

700g. de carne picada de buey o ternera limpia de grasa y nervios

300g. de frijoles (judías pintas) en remojo la víspera

5 dientes de ajo picados

2 cebollas picadas

2 pimientos verdes picados (tipo romano) sin semillas

800g. de tomate natural rallado sin piel ni pepitas (puede ser tomate natural en conserva)

2 cucharaditas de comino en polvo

2 cucharaditas de chile en polvo, o de pimentón picante, o dos chiles frescos*

4 cucharaditas de orégano (fresco o seco)

1 hoja de laurel

3 cucharadas de aceite de maíz (si no tenemos, usar de oliva)

Sal y pimienta

035

Elaboración

En una olla poner los frijoles, cubrir con agua, un chorreón de aceite, la hoja de laurel y un poco de sal. Cocer a fuego suave unos 30-40 mins. hasta que estén tiernos. Reservar un vaso del agua de la cocción.

Aparte calentar el aceite en una olla o sartén ancha y sofreír el ajo, la cebolla y el pimiento. Cuando la cebolla esté transparente, incoporar la carne picada. Rehogar removiendo de vez en cuando hasta que pierda el color de carne cruda (unos 5-10 mins.). Añadir el tomate y rehogar otros 5-10 mins.

Mezclar todas las especias en un vasito y añadir la mezcla a la carne. Salpimentar. Agregar un cuarto de vaso de agua de la cocción de los frijoles. Mezclar todo bien. Tapar y cocinar a fuego suave unos 30 minutos. Si queda demasiado seco, añadir más agua. También se le puede añadir tomate frito.

Incorporar los frijoles a la carne y rectificar de sal. Dar unas vueltas y servir con arroz blanco de grano redondo cocido con agua y un poco de sal.

029

Notas y variaciones

Lo suyo es utilizar chile fresco en vez del seco o el pimentón. Si lo tienes a mano, lávalo bien y córtalo a lo ancho con unas tijeras en rodajas de un centímetro más o menos. Ponlo en un cuenco y añade agua tibia. Remueve hasta que la mayoría de las semillas queden en el fondo. Escurrir y listo. Si eres muy sensible al picante, puedes ponerte unos guantes, pero yo no los uso, soy sensible y no lloro.

Si tienes cerca un mercado con puesto exótico y encuentras jalapeños, puedes sustituir uno de los pimientos verdes por un par de jalapeños. Recuerda que pican.

Los frijoles necesitan cariño al cocerlos, si los cueces en plan bruto se les separa la piel y se ponen muy feos. Para evitarlo, cuécelos siempre a fuego lento y añade un vaso de agua bien fria a media cocción, así los asustas y les dará más miedo dejar la piel (esto también vale para las lentejas).

Para que el arroz blanco quede suelto, cuécelo con abundante agua y sal unos 12 minutos. Escurrir bien con agua fría debajo del grifo. A la hora de serivr calentar en una sartén con un poco de aceite.

En realidad el término chili es una corrupción del español chile, pero para este plato es muy utilizado. Yo siempre he dicho chili con carne. Cuando lo probé por primera vez vivía en Inglaterra y allí lo llamaban chili con carni. Corrupción lingüística a saco.

El ingrediente audiovisual

He estado tentada de plantar aquí a un grupo de mariachis cantando Méjico lindo, pero con esta versión poco ortodoxa del chili con carne me ha parecido abusar y una falta de respeto hacia mis lectores mejicanos. Esta es una versión españoleada, un chili más cercano a Las Grecas que a Chavela Vargas. Así que saca el gorro de mariachi del trastero, ponte esta canción a tope en la cocina, y ¡que viva Méjico cabr%&%$!

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s