Sopa griega de hortalizas asadas

062

La frase de la semana: ¡qué frío hace!, y en consecuencia, la receta de la semana: una buena sopita calentita.

Y es que menudo biruji que hace. Aquí donde vivo, aparte del frío siberiano hemos tenido una ventolera de esas que me recuerdan las infernales levanteras de Medina o Tarifa, pero con un aire bajo cero. Así que nos hemos pasado la semana a base de cuchara, el mejor remedio para el frío.

020

Rebuscando entre mis libros de recetas, encontré esta en un libro de cocina griega que hace tiempo me regaló mi tía María. La idea de hacer una sopa de verduras asadas en el horno me pareció de lo más sugerente, sobro todo cuando una tiene los dedos de los pies a punto de gangrena.

El sabor nos sorprendió bastante: una mezcla de sopa de tomate y de la famosa harira marroquí. La próxima vez le añadiré unas lentejas o garbanzos que le van a ir al pelo. También probé a exprimirle un poco de zumo de limón una vez servida, como hago con la harira, y que le da un toque ácido que a mí me encanta y que mi garganta agradece.

026

Ingredientes (para cuatro)

1 berenjena

2 tomates

1 pimiento rojo

1 cebolla sin pelar

1 diente de ajo sin pelar

750 ml de caldo de pollo o verduras

3 cucharadas de aceite de oliva

1 ramita de orégano fresco o una cucharadita del seco

Sal y pimienta

Hojas de albahaca, hierbabuena o perejil para adornar

057

Elaboración

Pinchar las berenejenas con un tenedor y ponerlas, junto con el resto de las hortalizas, en la bandeja del horno. Rociarlas con dos cucharadas de aceite. Asar en el horno precalentado a 180º unos 30 minutos. Pasado ese tiempo, sacar los tomates, dar la vuelta al resto de hortaizas y seguir asándolas otros 30 minutos, hasta que la piel de los pimientos esté chamuscada.

Pasar las hortalizas a un bol, cubrir con un paño húmedo y dejar enfriar. Mientras, pelar los tomates, partirlos por al mitad, despepitar y poner la pulpa en un cuenco. Quitar la piel a las berenjenas, retirar la pulpa e incorporar al cuenco. Pelar también los pimientos recogiendo el jugo y añadirlos al cuenco. Pelar la cebolla, partirla en cuartos y añadir al cuenco junto con el ajo pelado.

Poner una cazuela en el fuego con un poco de aceite y rehogar todas las hortalizas con su jugo, el orégano, sal y pimienta unos 30 minutos. Añadir el caldo, llevar a ebullición y cocer a fuego lento 30 minutos. Triturar con la batidora. Si queremos que quede muy fina, pasar por un colador.

008

Justo ahora que termino el post, ha empezado a nevar, así que creo que la cuchara va a seguir siendo protagonista en nuestra mesa unos cuantos días más.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s